Clasismo

Goyo, hasta la victoria!!!

Ha muerto el Goyo Flores. Demás está hablar hoy sobre su trayectoria de lucha, indisolubemente ligada al clasismo obrero en la historia de nuestra clase. De menos está no tenerlo presente, como presente  deben tenerse sus escritos, cuajados en libros como  "Lecciones de batalla", una pequeña obra con un enorme aporte: pone allí en claro que, pese a las negaciones de tres décadas, los llamados foquistas con absoluto sentido descalificatorio, habían sido puntales del clasismo de SITRAC y SITRAM, ese mojón a partir del cual se mide el Movimiento Obrero combativo independiente. Es que Goyo era por entonces, militante del PRT-ERP. Esta sola aclaración histórica vale más que una biblioteca de falsedades escritas por quienes ven en los métodos esenciales como la autodefensa y la toma de rehenes en la toma de fábricas, una práctica repudiable y en las organizaciones político-militares, al mismo Demonio, infundiendo desconfianza y temor incluso en el seno de la Clase Obrera.
Goyo no era de esos. Claro está que ni compartimos su militancia de entonces ni sus posibles adscripciones de estos años. Sin embargo, ha sido para nosotros un honor  que nos concediera la oportunidad  de  presentarlo en Rosario, en el 2009, de esta manera, porque a los que consideramos nuestros  hermanos de clase, no los alejan de nosotros alguna que otra diferencia, todo lo contrario: los abrazamos en cada discusión que compartimos.

Citamos alguna de las palabras que nos dejó, señalando claramente la tripartita antiobrera: Patron, Estado, burocracia  

“La burocracia sindical es un cáncer, es un tumor maligno que tiene el movimiento obrero en sus entrañas. Por eso las burocracias sindicales tienen como finalidad ser la correa de transmisión de todo lo que sea el Estado. La contra es que los obreros tengan su propio partido por ejemplo...el clasismo, fundamentalmente se llama clasismo porque lucha por organizar a los trabajadores con independencia del estado Capitalista, de los grandes patrones y de la burocracia sindical. Por eso decimos que la organización es independiente de los patrones y de la burocracia sindical y de los partidos que representan los intereses de los patrones como el PJ o la UCR”
.





ABAJO EL CONSEJO ECONÓMICO DE LA PATRONAL, LA BUROCRACIA Y EL GOBIERNO

Otra vez al igual que en el año 96, patronal, burócratas y gobierno pretenden imponer a los trabajadores y el pueblo de Villa un Consejo Económico Social, que no es ni más ni menos que la garantía que exige la patronal de PAZ SOCIAL, para obtener cuantiosas ganancias e imponer aun mas la sobreexplotación a los trabajadores. Todo esto en el marco de un acuerdo que ellos llaman CES y que significa atar de pies y manos a los trabajadores.




BOSCH DESPIDE A SUS 240 EMPLEADOS

Desde el plenario obrero y popular venimos advirtiendo sobre la necesidad de reactivar el clasismo como la única alternativa para hacerles pagar la crisis que generaron los capitalistas. Entendiendo por clasismo a la organización independiente de los trabajadores con respecto a los gobiernos burgueses, las burocracias sindicales y los patrones. Esta independencia es la que nos va a permitir romper la paz social que hasta ahora esta reinando en la argentina y que les permite a una empresa como Bosch despedir a todo su personal. Seguir Leyendo »





O la "paz social" de la burocracia y pagar la crisis con nuestra sangre; o lucha obrera y popular por nuestros derechos con organización clasista

La situación de la clase obrera argentina, y particularmente de aquella que se encuentra concentrada en el cordón que va desde Puerto San Martín a Campana, es bastante compleja y complicada. La crisis capitalista mundial ha dejado al desnudo la ausencia de una dirección capaz de transformar los conflictos en luchas que puedan conducir al crecimiento de la conciencia y la acción proletaria.

La confianza depositada en la burocracia sindical, en parte producto de la falta de experiencia de muchos trabajadores jóvenes y un relajamiento frente a la gravedad de la situación, demuestran que la tarea de reconstruir y recomponer el clasismo resulta hoy impostergable.
Haciendo un balance de un año a esta parte, vemos que las avanzadas patronales se caracterizan por la complicidad de la burocracia sindical para mantener aislados los conflictos de las distintas industrias para que no se logre una unidad efectiva de los trabajadores. En cambio sí existió y existe una unidad  superestructural entre burócratas para cerrar los peores acuerdos.

No alcanzan las carpas, las movilizaciones, no alcanza con los cortes parciales o totales de ruta, si no se lleva adelante un plan de lucha que contemple resoluciones definitivas y favorables a los trabajadores, que no deposite expectativas en los despachos del Ministerio de Trabajo.
El daño a la conciencia obrera es tan grande  que solo así podemos explicar porque se ha naturalizado la conciliación de los intereses de clase.
Nos dicen el Gobierno y la patronales que "hay una lenta recuperación" que "estamos saliendo de la crisis", pero lo que no nos dicen es que esto es producto de que esa crisis la estamos pagando los trabajadores.

En empresas como Malhe y Paraná Meta




Distribuir contenido