docentes entre rios

A las calles !

 

En el marco de la escalada devaluatoria del dólar y su traslado inmediato a los precios de la comida, los combustibles, energías y el transporte, la reapertura de la discusión salarial es ineludible y necesaria como reclamo al Gobierno Provincial para evitar la caída en la indigencia de los trabajadores de la educación. Sin embargo, éste patea la discusión olímpicamente, una vez más, hacia ámbito judicial y, se observa que la cláusula de “monitoreo” acordado no sirve y no va a servir porque el gobierno de Bordet no la cumple y es fiel al ajuste que impone Macri. Más aun, sabiendo que en Abril de 2018, el precio del dólar era de 20,48 $ y cuando fuimos a cobrar -a partir del 3 de mayo- lo hicimos con un dólar a 23 $, o sea que nuestra moneda de salario ya se había desvalorizado un 12,3 % en menos de 15 días. Entonces, si se tiene en cuenta que el dólar en octubre está a $40, nuestro trabajo está devaluado un 100 % y su traslado a la inflación es hoy mínimamente un 48%. Teniendo en cuenta esto, Bordet propone salarios por debajo de inflación diciendo con sorna que “ningún trabajador va a ser la variable del ajuste” esto demuestra que el Bordet actúa con malicia y predeterminación.

Seguir Leyendo »





No es una nueva propuesta, es la misma: ajuste!

En el día internacional de los trabajadores, Bordet aseguró que "los trabajadores no serán una variable de ajuste" (Diario UNO de Entre Ríos), y mientras tanto, descaradamente profundiza dicho proceso anunciando una vez más la misma propuesta salarial que corresponde al 17%, no acumulativo y en dos tramos. Pero no conforme con eso, intenta avanzar con los montos en negro sobre el salario, distorsionando y achatando aún más los magros salarios docentes. Este monto fijo es el enganche para agarrar, un verdadero salvavidas de plomo, que no estamos dispuestos a aceptar.





LA CONCILIACIÓN… DE INTERESES

Aunque para algunos, la decisión de no acatar la conciliación obligatoria parecía un hecho “pre-revolucionario”, -irónicamente lo decía Gómez- , entonces, lo cierto es que acatar la conciliación luego los continuos desplantes, extorsiones y aprietes del Gobierno de Bordet en el marco del ajuste nacional que lleva adelante Macri es básicamente reaccionario (modelo CEOcrático).

Los docentes que hemos puesto el cuerpo como nadie en los últimos meses, sufriendo impresionantes descuentos de nuestros salarios, aprietes de todo tipo y el ninguneo de la dirigencia sindical central que ha dado lugar al bastardeo del gobierno para con nosotros, no plantean con esas medidas ninguna revolución; lo que queremos es poder llegar a fin de mes con el salario de maestro, tener las horas que concursó cargadas en el sistema, tener un jubilación digna y una obra social que lo cubra todo. Parece que esto, es pre-revolucionario.





Prohibido aflojar!

Como en el 2015, el gobierno nos pone contra las cuerdas para aceptar una propuesta que es básicamente una extorción y una baja del salario poniendo como excusa "El derecho que peligra es el de aprender" que "está consagrado en la Carta Magna". Si le importara tanto el aprendizaje hubiera construido escuelas, aumentado las partidas de limpieza y para comedores, titularizado a los docentes con más diligencia y premura, y obviamente, garantizando salarios que permitan vivir dignamente a los docentes y no estar corriendo la liebre. Pero no, es un Gobierno que defiende, al igual que el Gobierno Nacional, los intereses de las burguesías y sus proyectos.





Distribuir contenido