gendarmeria

Fuera la maldita gendarmería y demás fuerzas represivas.

El verdadero acto de asunción del conservador Perotti fue no pagar salarios en tiempo y forma, pasando por encima de la ley que lo obliga, la dirigencia sindical que colaboró para que ocupe el cargo en desmedro de sus afiliados y, claro está, la extraña doctrina de “justicia social” que dice representar. Nostálgico de los 90’, resucitó los demacrados personajes que protagonizaron aquella década de ajuste, represión y entrega para… hacer lo mismo.





Distribuir contenido