¿Qué se festeja en Chile?

Nuestros hermanos de clase están aún bajo tierra y con suerte saldrán de donde los puso la avaricia capitalista en un tiempo más, no se sabe cuánto.
Mientras ellos están allí, el pinochetismo ha organizado una fiesta nacional que lo único que pretende es acallar los reclamos de muchos años sobre las condiciones en que se explota a los mineros por parte de empresas que viven sin duda alguna de la muerte.
Claro que podemos estar muy felices del contacto que se ha hecho después de días y días de desesperanzas, pero no podemos engañarnos al respecto: si se salvan no significa para nada un triunfo del alma de los chilenos ni muchos menos que se deba estar "orgullosos de ser chileno" como pretende el discípulo de Pinochet, el Presidente Pinera.
Los trabajadores argentinos sabemos en carne propia lo que es la muerte por condiciones criminales de labor que se nos imponen y lo sabemos en este Cordón Industrial, desde Villa Constitución a Puerto San Martín de la manera más explícita; porque en este Cordón mueren los compañeros en las siderúrugicas como ACINDAR, en las obras en construcción de Rosario o en los puertos cerealeros.
Por eso, para que no olvidemos que no podemos festejar de ninguna manera que los capitalistas zafen y se nos rían en la cara por ello y encima lucren y politiqueen con algo que nos resulta tan sentido, ponemos estos simples recortes de diario que nos recuerdan que no se puede permitir que en lugar de movilización de protesta haya festejos para evitarlas y descalificar a quienes la proponen.

LA CAPITAL
24-08-2010

Antofagasta: muere un minero al mes


Lento rescate. Denuncian precarias condiciones de trabajo en los yacimientos y ausencia del Estado

Al menos 240 trabajadores de las minas de la región de Antofagasta, al norte de Chile, murieron a lo largo de 20 años —un promedio de uno por mes—, según un estudio de la Federación Minera de Chile (FMC), mientras el país entero debate sobre la seguridad de los operarios.
“La estadística realizada por nuestra entidad revela una verdad que nos avergüenza: las leyes que regulan la actividad permiten que las empresas trabajen al menor costo y esto se hace abaratando las medidas que protegen a las personas”, dijo Agustín Latorre, representante de FMC, que nuclea a 12 mil mineros de todo el país.
Latorre señaló que su país “está lejos de cumplir con los estándares internacionales para un trabajo seguro” y recordó que en 2006 murieron dos personas en la misma mina como consecuencia de otro derrumbe, mientras que en 2007, cuando falleció otro trabajador, San José fue clausurada, pero volvió a ser abierta en 2008.
En tanto, Andre Sougarret, ingeniero de la Corporación Nacional del Cobre (Codelco), a cargo de los sondajes, señaló que si hubiesen contado con mapas actualizados del yacimiento minero San José habrían avanzado más en los trabajos de perforación y exploración de esa mina.
Miguel Ford, uno de los expertos del equipo técnico, señaló que la información era verídica. Los mapas no estaba actualizados, dado que no trabajan con la tecnología que disponen las grandes empresas. (Télam y AP).

24-08-10

Sin sueldo ni seguro médico



Los dueños de la minera dijeron ayer que no saben si continuarán pagando los sueldos de sus empleados. Alejandro Bohn, uno de los propietarios de la minera, admitió además que su firma no contrató un seguro médico que les proporcione cobertura para este tipo de incidentes
“Tras al prolongado cierre tuvimos un deterioro económico importante y no pudimos reponerlo”, dijo Bohn.
El ejecutivo expresó estar tranquilo, pese a las acusaciones en su contra. “La compañía está tranquila, en el sentido que nunca tuvo antecedentes de una catástrofe de este tipo”, subrayó.


Querella. Lilian Ramírez, esposa de uno de los trabajadores que permanece atrapado en la mina, afirmó ayer que los familiares de los mineros iniciarán una querella a los dueños de la mina.
En tanto, ante las expresiones del empresario, el ministro de Minería, Laurence Golborne, aseguró que se sentía “indignado”. Además, aseguró que el gobierno perseguirá responsabilidades en el caso.
“Esas aseveraciones me parecen increíbles y las encuentro realmente sorprendentes”, recalcó ayer el funcionario. Golborne agregó que lo sucedido mostró “una falta de preocupación importante en cuanto a seguridad”, precisando que si hubiera habido una salida de emergencia, “el país se hubiera ahorrado este drama”.


Entre el descarado desprecio del patrón y la hipocresía del Gobierno, no se sabe a quien putear primero. Porque uno tras otro los gobiernos chilenos, sean estos crisitiano, socialistas, pinochestistas, han cuidado los intereses de las empresas mineras mostrando su complicidad con los que lucran con la muerte de los trabajadores.
Y eso no es sólo allí. En nuestro país, en el feudo de los Kirchner, en la Provincia de Santa Cruz, el 16 de septiembre de 2004 murieron 14 compañeros en la mina de carbón de Rio Turbio. Y las cosas siguen igual en cada uno de los yacimientos del país que cada vez son más.
Esta es la realidad.


Tagged: