ABAJO EL CONSEJO ECONÓMICO DE LA PATRONAL, LA BUROCRACIA Y EL GOBIERNO

Otra vez al igual que en el año 96, patronal, burócratas y gobierno pretenden imponer a los trabajadores y el pueblo de Villa un Consejo Económico Social, que no es ni más ni menos que la garantía que exige la patronal de PAZ SOCIAL, para obtener cuantiosas ganancias e imponer aun mas la sobreexplotación a los trabajadores. Todo esto en el marco de un acuerdo que ellos llaman CES y que significa atar de pies y manos a los trabajadores.
No hay dudas que la burocracia de la UOM es adicta a estos acuerdos que, como lo hizo Piccinini en el año 1996, pretenden reeditarlo nuevamente hoy para sacarse de encima el problema de los despidos y facilitarle el abuso a las patronales.
Ya en aquel entonces denunciamos (año 1996 al 2006) que ese pacto funciono para dejar en la calle a los trabajadores de la CILSA y ahora reeditan ese pacto para que los obreros de Paraná metal se queden en la calle sin chistar.
Los mismos siniestros personajes como el facho hostigador de niños que juegan en las plazas Cuchiari, Piccinini, y otros “nuevos” como los concejales del PJ MUV, PS, UCR, junto a los “pequeños patrones” (que por pequeños no dejan de ser dañinos) y hasta la inmune iglesia de la dictadura encarnada en el “padre Ríos”, se reúnen al amparo de la impunidad para cerrar este acuerdo que condena al hambre y la miseria sin protestar a los trabajadores.
Sin alguna vez alguien dudo que eran estos personajes los que amparan a las patronales, ahora queda más que claro.
Para los patrones todos los beneficios, para los obreros desocupación, bolsones y limosna. Aunque pinten este acuerdo y le pongan cursos de capacitación para entretener esta claro que son espejos de colores.
Firmar este acuerdo es darle carta blanca a López y sus lacayos para prepotear y abusar de trabajadores y el pueblo de Villa Constitución.
Quieren seguir sosteniendo sus tranquilas vidas sin ser cuestionados, hacer campañas electorales, recorridas en las fábricas y los barrios, inaugurar calles y alumbrado, y todas esas pavadas que hacen para lavar sus caras de verdugos del pueblo.
Por eso todo aquel que adhiera este Consejo Económico Social debe ser considerado enemigo del pueblo.

El “palacio municipal “como gustan llamar al antro de ladrones del gobierno, fue el lugar elegido para hacer la primera reunión (que demuestra lo arrastrado que pueden ser los gobiernos a punto tal de ofrecer sus mejores despachos a los burgueses) se vio al final interrumpido por los gritos desaforados de la burocracia sindical, cuando esta fue interpelada por un grupo de trabajadores de Paraná Metal que no se resignar a ser 600 despedidos y 220 superexplotados.
Por primera vez desde que comenzó la debacle de Paraná Metal, debacle ocasionada por los capitalistas y gobiernos que la subsidian y protegen, que el grito y la acusación de los trabajadores se hace sentir fuerte en Villa Constitución.

Es hora de que sean los trabajadores los que empuñen la batuta para recorrer la senda de la lucha y hacer respetar nuestra dignidad obrera.
Desde el Plenario Obrero Popular saludamos estas acciones independientes de los trabajadores y esperamos por muchas mas porque son las únicas que pueden garantizar que la clase obrera recupere lo que la burocracia y la patronal con trampa nos roba, la dignidad.


ABAJO EL CONSEJO ECONÓMICO DE LA PATRONAL, LA BUROCRACIA Y EL GOBIERNO.
NI UN DESPIDO TODOS ADENTRO.