Carmen

En ocasión del 31 Encuentro de Mujeres realizado en Rosario, escuchamos un mensaje de Carmen Villalba, prisionera política en Paraguay por su pertenencia al Ejército del Pueblo Paraguayo, encarcelada por lo menos por 25 años, por condenas que se le agregan estando presa. Ella envió el mensaje al que se puede acceder en http://obreroypopular.org/home/audios/audios_uadh/AUDIO_CARMEN_EPP.mp3

 

Pudimos oir y tener copia del mismo en el Acto en el Acto en Homenaje a las compañeras desaparecidas en la Provincia de Santa Fe el día 9 de octubre frente al chupadero de Dorrego y San Lorenzo.

 

Un punto de vista como el que expone Carmen Villalba, merece la difusión más amplia posible y la atención más concentrada de parte de quién lo lea o escuche.


Porque como trabajadoras compartimos este mensaje y valoramos una contribución consciente hecha en el marco de las más graves penurias que puede imponer un criminal gobierno dictatorial pro- yanqui como el de Paraguay, lo ponemos a disposición de los compañeros trabajadores sin agregarle nada más que el llamado a debatirlo honestamente.

 

No podemos apelar a la hipócrita pasividad e igualdad de género sin posición de clase, mientras vemos a mujeres fiscales encabezar la persecución, el desalojo, el robo de mujeres trabajadoras informales que se instalan en la calle, de donde son echadas por carecer de permiso...


Y por supuesto, muchos más ejemplos de género que azotan desde nuestra condición de docentes, hasta toda nuestra vida, glorificando, por ejemplo, la ocupación militar de nuestra Provincia. He allí a Mónica Fein y Patricia Bullrich ocupando territorio en Rosario con la sonrisa de disimular la mano dura.



Carmen:

 

 
 

 

Decía Lenin en su Programa Militar del Proletariado: “Cierto observador burgués de la Comuna de París, escribía a un periódico ingles en mayo de 1871: Si la nación Francesa estuviera formada sólo por mujeres, qué nación terrible sería!. Mujeres y niños, hasta de 13 años, lucharon en la Comuna de París hombro a hombro con los hombres, y no podrá suceder de otro modo en las batallas futuras por el derrocamiento de la burguesía. Las mujeres proletarias no mirarán pasivamente cómo la burguesía, bien armada, ametralla a los obreros mal armados o desarmados. Tomarán las armas como lo hicieron en 1871. Surgirá sin duda alguna, tarde o temprano, pero con absoluta certeza, una liga internacional de las 'naciones terribles' del proletariado revolucionario.”


Las mujeres epepistas, pertrechadas con la teoría revolucionaria marxista-leninista, y alzadas contra el régimen narco-burgués de Horacio Cartes, que vemos, sentimos, vivimos la bestialidad de un régimen terrorista, no podemos limitarnos sólo a la lucha de género. No podemos compañeras, camaradas, si día a día vemos en zonas rurales cómo los aviones de la Monsanto, la Cargil o de Favero, deja caer millones de litros de agrotóxicos como verdadera guerra química de exterminio sobre comunidades campesinas donde habitan hombres, mujeres y niños, que no se curan de enfermedades raras no reconocidas por el registro oficial; o en cuestiones de segundos vemos cómo los tractores de los agroexportadores custodiados por las fuerzas represivas arrasan con los humildes ranchos, incendian las chacras y nuestras hermanas campesinas echadas a rastras frente a los ojos llorosos de niños que son violentados en su infancia, expulsados de sus propias tierras en nombre del respeto irrestricto de la ley y la sacrosanta Propiedad Privada. No podemos apelar a la hipócrita pasividad e igualdad de género sin posición de clase, mientras vemos a mujeres fiscales
1 encabezar la persecución, el desalojo, el robo de mujeres trabajadoras informales que se instalan en la calle, de donde son echadas por carecer de permiso para estar en la calle. La brutalidad de un régimen patriarcal, bestial, ha hecho aflorar, crear, inventar, mil formas de sobrevivencia, resistencia y lucha. Donde las mujeres siempre estuvimos en el frente de batalla, ya sea en la lucha social, gremial, político y armado, como nuestras abuelas que lucharon y resistieron al genocidio de la Triple Alianza que destruyó nuestra Patria Soberana.


Hoy más que nunca comprometidas con la lucha de liberación, la lucha revolucionaria, en donde nos toca luchar en el campo, en la calle, en la cárcel, en la guerrilla, decimos con Lenin y el Che: unidas con nuestro pueblo pobre, nuestra clase, hagamos frente a la burguesía y al imperialismo. Mandémoslo al lugar donde le corresponde, el basurero de la historia; y así lograr la verdadera liberación de la mujer infinitamente abnegada y de todo el pueblo pobre única condición para lograr la verdadera emancipación de la mujer del patriarcado, ideología parásita adherida al capital.

1Un claro ejemplo de lo referido por Carmen, es la perversa fiscala [antisecuestro y antiterrorismo] Sandra Quiñonez....http://www.resumenlatinoamericano.org/2015/05/04/paraguay-presencia-de-la-asociacion-gremial-de-abogados-de-argentina-en-juicio-a-la-militante-carmen-villalba/

 
 
 

DOCENTES DE BASE en el PLENARIO OBRERO Y POPULAR – P.O.P.

Rosario, 19 de octubre de 2016