COMPAÑEROS...SIGAMOS FIRMES EN LA LUCHA!!!

Los docentes santafesinos nos encontramos, una vez más, en la calle, ratificando nuestra decisión de pelear por un salario digno, rechazando la miseria que nos propone el Gobierno. 30.000 compañeros hemos discutido y votado este nuevo plan de lucha que genuinamente nace de las bases. Por ello, no es casual que este Gobierno, que se llena la boca hablando de democracia, menoscabe esta práctica masiva de debate y decisión que tenemos los trabajadores pretendiendo reducirla a la diferencia entre mociones; y lejos de pensar en resolver los justos reclamos docentes, pretende aplicar el garrote reprimiendo nuestro derecho a huelga a través de los descuentos retroactivos de los días de paro, tal como lo han anunciado.

Es indignante escuchar como Bonfatti nos acusa de haberlo “obligado” a tomar, junto a la Ministra Mengarelli y el séquito de chantas que los acompañan, la decisión de los descuentos argumentando que a el “no le gusta hacer eso” y que los docentes lo pusimos en una “encerrona”. Queda más que claro que este Gobierno del ajuste y la precarización está para eso y, apretarnos para que levantemos el paro, es parte de las medidas que se guardan en la manga para estos casos donde la bronca popular se hace carne en organización, decisión y lucha. Lo único que falta es que pretenda que le pidamos perdón por haberlo obligado a descontarnos los días de huelga, que pretenda que nos disculpemos por defender nuestros derechos que él mismo se niega terminantemente a respetar... No jodamos!.

Cuando los trabajadores salimos a la lucha lo hacemos para conseguir lo que nos corresponde. Sabemos que en ese camino nos encontraremos con trabas que nos pondrá la patronal para hacernos desistir. La amenza de descuento no es más que una extorsión para que levantemos el paro. Ellos saben perfectamente que sobre la miseria que cobramos cada peso vale y mucho, y pretenden agregar a esa situación de zozobra económica permanente, la perspectiva de más privaciones.Así de perversa es la actitud de los que se llenan la boca de diálogo mientras revolean el garrote sobre nosotros.

Pero los docentes tenemos que tener en claro una cosa: ceder ante esta presión es condenarse por un largo año a las migajas a la que llaman sin pudor “el mejor salario del país”.
Buscan dividirnos y debilitarnos y si eso sucede no solo vamos a sufrir los descuentos sino que van a ir por más. Tenemos que mantenernos fuertes y unidos, sostener las medidas que genuinamente hemos decidido con la misma disciplina solidaria que hemos mantenido desde el no inicio.

Defendiendo, cumpliendo y profundizando el plan de lucha, saliendo a la calle, movilizándonos, le torceremos el brazo a este Gobierno y consolidaremos nuestra conciencia y nuestra pelea.

 

Adelante compañeros!!! Sigamos firmes y unidos!!!.

 14/03/2012