COORDINEMOS TODOS LOS TRABAJADORES DEL ESTADO UN PLAN DE LUCHA CONTRA LOS GOBIERNOS HAMBREADORES.

HTML Editor - Full Version

El gobierno de Perotti es un gobierno de carácter reaccionario que ha avanzado bestialmente sobre las conquistas que aún manteníamos los trabajadores, desconociendo hasta el más mínimo derecho. Los acuerdos paritarios nos han arrojado vergonzantes bonos, sumas no remunerativas en negro, que desfinancian la caja de jubilaciones y la obra social.

Cifras miserables sobre la base de salarios miserables que dan como resultado una vida miserable para los trabajadores del Estado, ya sea a nivel provincial o municipal, ya sea en el sector Salud, Educación, o de otro ministerio. En este caso la cifra es $0, nada, ni un mísero peso a nuestros bolsillos flacos.

Existe por parte del gobierno la voluntad política de hacer pelota las condiciones de vida y de trabajo, tal como en los años 90’, aunque reversionados y dispuestos a todo. Estamos hablando de un gobierno que privilegia y alienta la voracidad de las patronales que se enriquecen a costa de la explotación, grandes monopolios ligados al sector agroexportador que han obtenido ganancias fabulosas en un año donde ellos ganaron guita a lo loco y a nosotros pretenden conformarnos con nada. El gobierno de una sarta de crápulas que en consonancia con el fondomonetarista gobierno nacional de Fernández profundiza la precariedad laboral, aumenta la desocupación, da piedra libre a los tarifazos, impone un régimen privatista, la reforma previsional y refuerza el aparato represivo.

A nivel nacional la CTERA acaba de firmar un acuerdo en paritarias, también de $0. De ese modo le hace el favor a los gobiernos de sentar precedente para futuros acuerdos en las provincias, manteniendo solamente el pago del incentivo docente acordado con el gobierno de Macri, lo que muestra a las claras la complicidad de Sonia Alesso y su Junta Ejecutiva con este gobierno ajustador, y demuestra la continuidad y relación directa de uno y otro gobierno.

Tanto los trabajadores de la Salud como de Educación venimos sufriendo estos embates con la absoluta complicidad y el aval de los burócratas provinciales de AMSAFE, ATE y UPCN que negocian nuestra existencia con un desprecio digno de un patrón de estancia, y sellan acuerdos desoyendo los reclamos de los trabajadores que ya no aguantamos más.

Al acuerdo de $ 0 hay que agregar que han dejado en el olvido a dos sectores fundamentales, los más desprotegidos de los trabajadores, a saber, reemplazantes y jubilados, las dos puntas del camino de un laburante, cuando recién se inicia y cuando termina su carrera, a quienes les queda menos que $0. En el primer caso en su mayoría, ni salario ni bono recibieron, y en el segundo, apenas un porcentaje de la migaja porque han sido y son los convidados de piedra.

Sin embargo, cada vez que firman un acuerdo lo presentan con bombos y platillos como gran logro. Es un problema grave que tenemos los trabajadores que reclamamos la reapertura de la discusión salarial, pero también entendemos que no arribaremos a acuerdos favorables con estos paritarios que ni remotamente llevan nuestras demandas a la mesa de discusión, genuflexos, agentes del gobierno que operan como tal. No podemos dejar nuestras vidas en sus manos, debemos intervenir organizando fuerzas y profundizando la lucha para revertir esta situación de la cual siempre salimos perdiendo los trabajadores. Hay que encarar la pelea decidida con acciones en la calle, paros y distintas medidas de fuerza para enfrentar estas políticas de ajuste contra la precarización laboral, la sobrecarga laboral, los acuerdos de $0 de salarios. Por salarios que nos permitan una vida digna, es decir salarios igual a la canasta familiar hoy en $140.832.

Por la creación de cargos en Salud y Educación, el pase a planta de todos los contratados y precarizados, por una obra social en manos de los trabajadores, por el blanqueo de las sumas en negro que permitan el aumento de las jubilaciones y el sostenimiento de la Caja y un salario de emergencia para reemplazantes docentes y asistentes escolares.

ORGANICEMOS EL PLAN DE LUCHA NECESARIO PARA PARARLE LA MANO A LA PATRONAL.