EN HOMENAJE A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO

Rosario, 30 de Mayo de 2011

Cuando decidimos -como desde hace 15 años lo venimos haciendo en unidad con otras organizaciones- convocar al Acto en Plaza López, pusimos a la cabeza de la convocatoria, EN HOMENAJE A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO.

Por supuesto que todos los compañeros delegados para la organización del mismo sabían que esta no es una consigna que recoja con precisión las cuestiones de coyuntura, reclamos actuales y puntuales. No pusimos ningún pliego reivindicativo, o más bien, lo estrechamos a tres cuestiones: la reducción de la jornada de trabajo sin disminución del salario, la libertad de los presos políticos y cese de la persecusión a los luchadores y la cuestión de una Nueva Central Clasista.


Claro que existe un largo pliego de reivindicaciones pendientes. Lo había en 1889 cuando se proclama el 1° de Mayo como Día Internacional de los Trabajadores y lo hubo cuando en 1890, en Rosario (precisamente en Plaza López), en Bahía Blanca, en Chivilcoy y en Buenos Aires, se realizaron los cuatro primeros Actos y esto se constituyó en la iniciación de una serie ya centenaria de actividades obreras y populares para esta fecha, que, a pesar de las desfiguraciones sufridas, continúan hasta el día de hoy.(del Comunicado de Prensa de las organizaciones convocantes).


Pero nos decidimos por definir que el Acto fuese EN HOMENAJE A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO, que lucharon por todos lo medios por esas reivindicaciones hasta dar la vida por la consecución de reivindicaciones que hoy mismo, 121 años después, no distan más que unas milésimas de milímetro de las actuales. Aquel petitorio presentado en el marco de las movilizaciones originarias, contenían:

  1. Jornada de 8 horas

  2. Prohibición del trabajo de los menores de 14 años

  3. Abolición del trabajo nocturno, con excepción de las industrias que no lo permitan

  4. Prohibición del trabajo para la mujer cuya naturaleza afecte su salud

  5. Abolición del trabajo nocturno para mujeres y menores de 18

  6. Descanso no interrumpido para todos los trabajadores de 36 horas semanales

  7. Prohibición de trabajos y sistemas de fabricación perjudiciales para la salud

  8. Prohibición del trabajo a destajo o por subasta

  9. Inspección de los talleres y fábricas por delegados remunerados por el Estado

  10. Inspección sanitaria de las habitaciones, vigilancia sobre la fabricación y venta de bebidas y alimentos, castigando a los falsificadores

  11. Seguro obligatorio para los obreros contra los accidentes a cargo exclusivo de los empresarios y el Estado

  12. Creación de tribunales integrados por obreros y patronos, para la solución pronta y gratuita de los diferendos entre unos y otros.

Nada de esto es de vigencia actual, nada. Ni siquiera la jornada de 8 horas o el descanso de 36 semanales aniquilados por la flexibilización laboral.

No creemos que la aparente razón que tendría quién reclamara por una adecuación más precisa a la coyuntura sea ni mínimamente justa.

Y sí creemos que es más necesario que nunca unir a la figura de nuestros mártires aquellas demandas sostenidas incluso por las armas empuñadas por los trabajadores.

Porque en la figura de aquellos obreros asesinados con todas las de la Ley burguesa se patentiza la naturaleza criminal del Estado capitalista, vengándose en ellos por la lucha consecuente que lleva adelante la Clase Obrera cuando la alienta la conciencia de que en su tesón para la guerra de clases reside la única salvación de la humanidad toda.

Y esto no significa de ningún modo desconocer que hubo antes y después de ellos miles y miles de mártires de las causas populares y hoy mismo tenemos en nuestro propio país, a compañeros que son nuevas presas del sistema. Desde los presos hasta los asesinados y los perseguidos con causas judiciales que llegan a miles.

De hecho, en el Homenaje a los Mártires de Chicago, los abrazamos a todos ellos y por si no se entendiera, expresamos claramente nuestro compromiso por la libertad y el castigo a como diere lugar de los perseguidores y asesinos.


LA HISTORIETA OFICIAL.


Pero es central que digamos que convocar al Acto en ese Homenaje a nuestros caídos, reside la principal diferencia histórica, y no coyuntural, con la burocracia sindical traidora. Ayer mismo, el lacayo mayor de los capitalistas, nos predicaba una historieta del 1° de Mayo en estos términos: "Antes los festejos por el 1º de mayo eran protestas, reclamos y luchas, pero a partir del advenimiento al de Juan Perón al poder, el 1º de mayo se convirtió en día de fiesta y esto los trabajadores no lo vamos a olvidar nunca... A partir del advenimiento del compañero Néstor Kirchner y con la continuidad de la compañera Cristina el 1º de mayo se convirtió en un día de agradecimiento”.


Con un desprecio repugnante por la realidad, este representante de los intereses patronales en el seno de las organizaciones sindicales, desfigura la verdadera naturaleza del 1° de Mayo de una manera estudiadamente brutal como jamás nadie lo hizo desde la CGT.

Como en aquellas malas propagandas del antes y después, sin adecentamiento alguno y en crudo nomás, nos dice con descaro que no debemos luchar, que esas son cuestiones de antes y que por la vía del peronismo que nos dio desde los Decretos de Aniquilamiento a la vanguardia política y militar del pueblo, pasando por los Menem y culminando en Cristina que los amonestó hace apenas unas horas por hacerles perder a las empresas multinacionales más de 300 millones de dólares por la huelga petrolera de unos días previos al acto de Avenida 9 de Julio, por ese sendero precisamente, deben arrastrarse en festejo y agradecimiento los trabajadores, con la actitud del perro que lame la mano del amo que le pega.

Con la misma facilidad que estos burócratas cambian de enseres de lujo diariamente, pretenden que los trabajadores revisemos nuestro credo esencial en la lucha, para que transitemos hacia una revalidación electoral del modelo actual que no es otra cosa que uno más de los tantos modelos de superexplotación y un simple plan de pago de la deuda externa, es decir, una vía populista de sometimiento al imperialismo.


NUESTRA REAFIRMACIÓN.


Por eso, y disculpen los compañeros la insistencia, nuestro Homenaje define la actividad de hoy en día y para todos los siguientes. No es ni será un elogio a la millonaria familia Kirchner, ni nuestras reivindicaciones no pasarán jamás por otras familias millonarias como la familia Moyano, que agrega al aprovechamiento natural de la explotación el hecho de apropiarse de bienes provenientes de ella por medio de la traición a la condición que invocan.

Hemos de seguir comparando a los Mártires de Chicago con los traidores de todas las épocas y más que nunca, con los de hoy.

Si la burocracia de la podrida CGT se empeña en desfigurar la Historia pretendiendo que son una antigüedad las protestas, reclamos y luchas, más que siempre debemos enaltecer la tradición de la conciencia obrera que lleva, como ha dicho el Che, a que a veces un hombre aprende a amar tanto la vida que no le importa perderla para poder vivirla.

Nuestro Homenaje implica el reconocimiento de la guerra de clases y de que a esa guerra no sólo hay que llevarla adelante, sino que hay que llegar a la instauración de un Gobierno de los Trabajadores mediante la destrucción del Estado Burgués y la instauración de la única democracia humanamente progresiva, la de la Clase Obrera dirigiendo al pueblo en armas.

Y porque encabezamos nuestro llamado con un Homenaje a los Mártires de Chicago, podemos definirnos diciendo claramente que La convocatoria a un 1° de Mayo Obrero y Socialista es una definición que distancia a la misma de los habituales llamados de la burocracia sindical en cualquiera de sus variantes, interesadas particularmente este año en pronunciamientos al servicio de las perspectivas electorales de los distintos partidos patronales. Por el contrario, la presente convocatoria responde a los ideales anticapitalistas, antiburocráticos y de independencia de la Clase Obrera, en suma, clasistas.” (del Comunicado de Prensa).

Sabemos que en este camino los trabajadores deberán toparse cada vez más con la reacción de la burocracia sindical que pondrá en acción a sus patotas sindicales. Esto es cada vez más corriente y los hechos son semanales e incluso diarios. El asesinato de Mariano Ferreyra es el más brutal de los hechos cometidos en los últimos meses. Pero no están saldadas aún las actuaciones judiciales de las cuales se espera el castigo, que ya estaban los mismos que convocaron al Acto de la 9 de Julio, amasijando compañeros trabajadores en Santa Cruz, como el hecho más destacado entre los cientos que ha habido de menor escala durante los días que corren desde la masacre de Barracas, el de la patota de la UOCRA obrando como gendarmes contra maestros y trabajadores estatales, precisamente en el feudo de los Kirchner.

Esto nos obliga a quienes consideramos imprescindible una Nueva Central, a plantearno la necesidad de la autodefensa. No puede ser que en una paráfrasis tétrica del proverbio común, debamos decir que por no hacer lo necesario tengamos que andar llorando sobre la sangre derramada...

Particularmente la pequeña burguesía parasitaria ha inventado que la juventud se ha incorporado por fin a la política, y ven en el relanzamiento de la Juventud Sindical Peronista una de las más brillantes muestras de esta participación.

En primer lugar debemos decir que el presupuesto mismo es una mentira. Que la participación de los jóvenes en la lucha política es una realidad que nos ha costado sangre. Jóvenes eran los asesinados en Yuto, cuando los cortes de Tartagal; jóven era Teresa Rodriguez; joven Carlos Fuentealba y jóvenes este largo listado de caídos en las jornadas de diciembre de 2001:


Almirón, Carlos "Petete", 24 años; Álvarez Villalba, Ricardo, 23 años; Arapi, Ramón Alberto, 22 años; Aredes, Rubén, 24 años; Avila, Diego, 24 años; Benedetto, Gustavo Ariel 22 años: Campos, Walter, 17 años; Enriquez, Víctor Ariel, 21 años; Fernández, Luis Alberto, 27 años; Ferreira, Sergio Miguel, 20 años; Flores, Julio Hernán, 15 años; García, Yanina, 18 años; Gramajo, Roberto Agustín, 19 años; Guías, Pablo Marcelo, 23 años; Iturain, Romina, 15 años; Lamagna, Diego, 26 años; Legembre, Cristian, 20 años; Lepratti, Claudio "Pocho", 35 años; Márquez, Alberto, 57 años; Moreno, David Ernesto, 13 años; Pacini, Miguel, 15 años;Paniagua, Rosa Eloísa, 13 años; Pedernera, Sergio, 16 años; Pereyra, Rubén, 20 años; Ramírez, Damián Vicente, 14 años; Rios, Sandra; Riva, Gastón Marcelo, 30 años; Rodríguez, José Daniel; Rosales, Mariela, 28 años; Salas, Ariel Maximiliano, 30 años; Spinelli, Carlos Manuel, 25 años; Torres, Juan Alberto, 21 años; Vega, José, 19 años; Villalba, Ricardo, 16 años. Jóvenes eran Escobar y Ojeda, asesinados en Corrientes para desalojar el Puente General Belgrano. Y tantos más.


¿Cuántos muertos más necesitan para reconocernos que la sangre joven de nuestro pueblo vale tanto como la de los que se ponen camisetas de adoradores del poder sin más riesgo que arrugarlas o mancharlas de coca o grasa?.


¿Cuántos Daríos y Maxis más para admitir que la incorporación de los jóvenes a la política no es un fenómeno prohijado por el kirchnerismo?.


Ese desprecio por nuestros jóvenes caídos no hace más que preanunciar que las juventudes que ponderan por su organización no escapan a su propia historia. Por ejemplo, la Juventud Sindical Peronista, fuerza de choque que se destacó por su masividad y operatividad antiobrera en el golpe del '75 a Villa Constitución, cuando para aplastar el cordón rojo, asesinaron obreros con el modelo de la Triple A. Esa historia, que también niegan con un silencio siniestro, es parte de lo que lleva inscripto en su bandera la pretendida naciente participación política de la juventud.

Estamos, como decíamos, obligados a armar a los trabajadores con el deseo de armarse en resguardo de su justa lucha. Y esto también está implícito en nuestro Homenaje.

Porque con cuánta legitimidad podríamos decir frente a tanto crimen contra el pueblo lo que escribiera uno de ellos, Fischer, en el mismo momento en que habían matado a seis huelguistas:

Trabajadores: la guerra de clases ha comenzado. Ayer, frente a la fábrica McCormik, se fusiló a los obreros. ¡Su sangre pide venganza!

¿Quién podrá dudar ya que los chacales que nos gobiernan están ávidos de sangre trabajadora? Pero los trabajadores no son un rebaño de carneros. ¡Al terror blanco respondamos con el terror rojo! Es preferible la muerte que la miseria.

Si se fusila a los trabajadores, respondamos de tal manera que los amos lo recuerden por mucho tiempo.

Es la necesidad lo que nos hace gritar: ¡A las armas!.

Ayer, las mujeres y los hijos de los pobres lloraban a sus maridos y a sus padres fusilados, en tanto que en los palacios de los ricos se llenaban vasos de vino costosos y se bebía a la salud de los bandidos del orden...

¡Secad vuestras lágrimas, los que sufrís!

¡Tened coraje, esclavos! ¡Levantaos!.

Podrán hacerse todas las adecuaciones interpretativas que se consideren a este texto, todas las actualizaciones que se deseen, pero ninguna podrá borrar la clara conciencia del momento y de la ubicación histórica de clase que transmite hasta en el detalle de la resistencia armada.

No en balde, el cartel que convocaba para esa misma noche era este:

mass Meeting

Del cual siempre hemos destacado contra el olvido, "Workingmen Arm Yourselves and Appear in Full Force" que como se ve, cierra la convocatoria antes de la firma del Comité Ejecutivo. Lo que literariamente (más allá de lo literal) quiere decir "Trabajadores, ármense (para el acto) y presenten batalla con toda su fuerza"

Esta es la Historia que nos inspira, educa y alimenta en nuestros sueños movilizadores de organización y lucha.

Por eso, frente a la historieta de Moyano, más que nunca arrancamos este 1° de Mayo


EN HOMENAJE A LOS MÁRTIRES DE CHICAGO.


martires

PLENARIO OBRERO Y POPULAR
pop

http://obreroypopular.org
obreroypopular@gmail.com


1° de Mayo Obrero y Socialista – Domingo a las 11 hs. - Plaza López (Laprida y Pellegrini) Rosario
volante



Tagged: