Fuera la maldita gendarmería y demás fuerzas represivas.

El verdadero acto de asunción del conservador Perotti fue no pagar salarios en tiempo y forma, pasando por encima de la ley que lo obliga, la dirigencia sindical que colaboró para que ocupe el cargo en desmedro de sus afiliados y, claro está, la extraña doctrina de “justicia social” que dice representar. Nostálgico de los 90’, resucitó los demacrados personajes que protagonizaron aquella década de ajuste, represión y entrega para… hacer lo mismo. Cantero es una muestra, pero el que pasa al frente del circo es el jefe de policía Víctor Sarnaglia. Alcahuete del FBI, creador de la nazi TOE, colaborador en la creación de la policía metropolitana junto a Montenegro y el Fino Palacios para dar palo y bala al pobrerío y trabajadores de la CABA, hoy ordena a la milicada provincial llevar bala en la recámara. Es decir, al gatillo fácil al que están acostumbrados los agentes, se los habilita para hacerlo más fácil aún. Es la profundización impune de la “Doctrina Chocobar” de Bullrich y Macri. 


Sarnaglia recargado cuenta con el respaldo de su jefe político, el ministro de seguridad Saín, un pseudointelectual de la represión que cuenta también en su prontuario darle forma a la PSA para acrecentar el aparato represivo del Estado Burgués, el “destacamento de hombres armados”. Se sirven del control de territorios, hostigamiento a la población, inteligencia y muchas balas “al toque” como única forma de pagar la orgía capitalista que llaman “deuda externa”.  Al color verde de los dólares que los trabajadores no tenemos nos ponen enfrente el verde oliva de la gendarmería asesina.


El pueblo está en peligro


Miles de perros asesinos desembarcan en la provincia y más específicamente en Rosario. Con el argumento de combatir el narcotráfico se militarizan las barriadas populares, se persigue y fustiga al pueblo y los trabajadores. Que nadie se engañe, estos perros asesinos vienen a defender los intereses patronales y han elegido Rosario y la provincia de Santa fe como teatro de operaciones, el escenario donde ensayaran las políticas represivas que luego se extenderán a todo el país.


No es casual; es en esta provincia donde el gobierno ya ha anunciado que no hay margen para aumento de salarios, se han producido en este breve periodo de diciembre a enero centenares de despidos en el estado, se retacean las partidas para los comedores escolares, se recortan los presupuestos de salud, crece la desocupación y la miseria en los barrios pobres, aumentan los precios de los alimentos y productos de primera necesidad. Es decir, la vida de los trabajadores y el pueblo se vuelve cada vez más cara y por lo tanto imposible de sostener. Por otra parte, la ciudad de Rosario ha demostrado ser más que la “cuna de la bandera”, la cuna de históricas y gloriosas luchas que pusieron en jaque a distintos gobiernos. El diciembre de 2001 comenzó en esa ciudad el día 14 y luego se extendió a otros centros urbanos del país.


Para el gobierno esto se soluciona siendo “solidarios” y solidaridad para ellos significa mayor expoliación y a bancársela calladitos la boca.


Ahora sí, mientras matan de hambre al pueblo y hunden en la miseria a los trabajadores, cumplen a rajatablas los acuerdos pactados con el FMI. Y aquí está el quid de la cuestión, el gobierno va a pagar, pagar y pagar y eso no se discute.


Las políticas del imperialismo para someter a los pueblos en América Latina solo se sostienen vía ajuste y represión. Y todo el cipayaje, sin importar su pertenencia partidaria burguesa, coincide con esta premisa, de ahí los acuerdos de gobernabilidad.


Por eso es repudiable esta avanzada de ocupación militar. Nos presentan un escenario de guerra de clases donde los ricos y patrones defenderán sus intereses usando su maquinaria represiva a pleno. La única diferencia con el Piñerismo chileno es que aún no nos tienen organizados al frente.


Hay que enfrentar lo que se viene, con lucha y organización.


La maldita gendarmería ha sido el verdugo del pueblo desde su creación, allá por los años veinte, aquí en el norte de esta provincia para defender a la patronal inglesa de la Forestal, la mismísima que ha asesinado a tantos trabajadores y luchadores a lo largo de todos estos años de “democracia” burguesa, la misma que asesino a Santiago Maldonado.


Así están las cosas, quien quiera comerse el verso de que vienen a combatir el narcotráfico, allá ellos con su ingenuidad, pero sepamos bien que estos perros no se muerden la cola entre ellos y sí unifican fuerzas contra el pueblo y los trabajadores.


¡ATACAN AL PUEBLO, HAY QUE HACERLES FRENTE!


¡AUTODEFENSA OBRERA Y POPULAR!


¡FUERA LA MALDITA GENDARMERIA Y DEMAS FUERZA REPRESIVAS!


¡ABAJO EL GOBIERNO CIPAYO, HAMBREADOR Y REPRESOR DE PEROTTI- FERNANDEZ!

 

 

http://obreroypopular.org/fotos/logopop_rojo.jpg