LOS GOBIERNOS PASAN EL AJUSTE QUEDA

Los que “se van” (?) Macri- Lifstchitz dejan un cuadro dantesco, desocupación, hambre y miseria para la gran mayoría del pueblo trabajador.

 


Los “nuevos” (?) gobiernos Fernandez- Perotti se presentan como una alternativa y generan esperanzas a una parte de la población con un discurso edulcorado y supuestos nuevos  aires aunque ya han dejado en claro que van a garantizar el pago de la deuda, 130 mil millones de dólares, sin importar las repercusiones que esto tenga en el conjunto de los trabajadores y el pueblo, cumplir con los requerimientos del FMI, es decir con los planes del imperialismo para nuestro país, y que claramente se propone vaciar hasta el tuétano las condiciones de vida de los trabajadores y el pueblo, de aquí se desprenden la reforma laboral y previsional, el vaciamiento y destrucción de la educación y salud públicas, el pacto fiscal y para que todo esto ocurra ordenadamente se fortalece y aceita el aparato represivo y judicial.


Por lo tanto hacer como que algo cambie para no cambiar nada. Es por eso que los trabajadores no podemos depositar ninguna expectativa en ellos, muy por el contrario, debemos resistir hasta profundizar la lucha y la movilización porque lo que viene es aún peor, el paro del 9 de Diciembre de los estatales de la seccional rosario adquiere relevancia para despedir a un gobierno que se ha encargado destruir nuestras conquistas, arruinando salud, educación y todas las políticas públicas, esta huelga sienta el precedente de despedida para el gobierno que se va y malvenida para el que viene y que claramente promete continuidad en el ajuste


Para muestra están  los trabajadores precarizados que vienen desde hace tiempo reclamando el pase a planta, reclamo que ha sido desoído y que los gobiernos por venir no están dispuestos a resolver, esto es así porque parte del plan de ajuste es hacer de la precarización laboral una norma general para todos los trabajadores. A lo que debemos agregar que ya tanto a nivel nacional como provincial han acomodado a sus funcionarios, con concursos poco transparentes o decretos firmados entre gallos y media noche.


En medio de semejante situación, la cuestión central que la burocracia logró sacar de agenda es la del salario, cambiándola por un bono que se cobraría por única vez (cuando ya ni pan para hoy y sí, mucho hambre para mañana representa ese pedido) y nos dejaría con estos sueldos de miseria hasta abril- mayo. Es imprescindible que retomemos el salario como eje fundamental de nuestro pliego de reclamos. Podríamos hablar de estadísticas y porcentajes, pero el mejor termómetro es el propio bolsillo, no hay salario que aguante tanto aumento de los artículos de la canasta, los impuestos y servicios. Poner en agenda el reclamo de aumento de salario al valor de la canasta familiar, con números sacados por los propios trabajadores, urgente reapertura de la discusión salarial, y por paritarios que realmente representen el reclamo genuino de estatales y docentes.


Compañeros no hay salida sin lucha, debemos romper la tregua impuesta por las burocracias sindicales al “nuevo” gobierno. Confiar en nuestras propias fuerzas, en los sectores combativos, en aquéllos que no se casan con las burocracias alcahuetas de los gobiernos de turno,  unificar los reclamos, profundizar la pelea con paros regionales de todos los sectores, ocupaciones y tomas de los lugares de trabajo, apuntalar  la resistencia que iniciamos hasta poner al conjunto de los estatales y a todos los trabajadores en un  plan de lucha definitivo contra los próximos  hambreadores del pueblo, el camino que emprendimos es justo, tenemos un mismo patrón, la lucha es una sola.


 

ESTATALES Y DOCENTES DE BASE EN EL PLENARIO OBRERO POPULAR.

 

08/12/19