Por la extensión de la lucha a todo el Cordón del Paraná

Por la extensión de la lucha a todo el Cordón del Paraná

Los trabajadores del cordón norte de rosario están mostrando un camino al resto de la clase obrera en nuestro país. El reclamo de un piso salarial $5000 para todos los trabajadores sin importar al gremio que pertenezcan, es ejemplar, a la vez que pone al desnudo las inmensas ganancias que se llevan los chupa sangre a costa de nuestro sudor. Los burgueses lloran lágrimas de cocodrilo, mientras levantan en pala enormes ganancias producto de la precarización y el trabajo en negro. El bloqueo a las terminales portuarias y el paro en las fabricas son una muestra patente de que su reclamo solo será atendido por estos medios de lucha y no por intermedio de la malditas paritarias que dejan librado al criterio de cada burócrata el piso de nuestros salarios, poniendo un coto en nuestros bolsillos hasta una nueva payasesca paritaria que siempre está detrás de la inflación.
Desde el gobierno y en boca de cristina cínicamente se les dice a los trabajadores: “que no tomen medidas extremas porque en este modelo los trabajadores son los principales beneficiados, pero si las cosas van mal los trabajadores serán los principales perjudicados" ; sin embargo la realidad nos muestra que los beneficiados son siempre los mismos, las patronales. Esta frase encubre que debemos agachar la cabeza y dejar que nos soben el lomo, porque para los gobiernos cuando dicen que las cosas van bien es cuando a los patrones les va bien, y para eso a los obreros nos tiene que ir muy mal
Por eso destacamos la importancia del reclamo: a igual tarea, igual salario para todos los trabajadores del polo aceitero y las medidas de lucha, el bloqueo y el paro.
Porque el reclamo es totalmente justo y porque las medidas de lucha son decididas y contundentes, es que la pelea del cordón norte es un ejemplo que debemos acompañar con la mayor solidaridad activa y debemos difundir en cada fábrica o lugar de trabajo. Es en estos momentos cuando mas debemos confiar en nuestra propia fuerza de clase.
La conciliación obligatoria, como toda medida legal patronal, sirve a los intereses de la misma. Pero lo cierto es que en la medida en que los trabajadores han demostrado firmeza, algunas cosas superaron la intención del Ministerio de Trabajo de salir de dicha instancia sin que los trabajadores se lleven nada, o a lo sumo migajas, y las patronales y el Estado debieron hacer concesiones. Esto ha ocurrido excepcionalmente. Por supuesto entonces que la conciliación no tiene ni un gramo de nuestra confianza, sino todo lo contrario. Con lo que el Ministerio de Trabajo hizo en Paraná Metal, en la otra punta del Cordón, alcanza y sobra para demostrar lo que es: la oficina de enlace entre las patronales y la burocracia sindical para derrotar la lucha obrera.

  • A igual tarea, igual salario para todos los trabajadores (no sólo del Cordón)
  • Por la extensión de la lucha a todo el Cordón del Paraná como principio de su nacionalización.
  • Solidaridad ante las amenazas de las patronales.


Tagged: