Logo

ROSARIO -DICIEMBRE 2001 -

"19 y 20" que empezó el 14.

La Provincia de Santa Fe tuvo, en proporción a la población, la mayor cantidad de muertos. Ellos son Gianina García (18), Graciela Acosta (18), Juan Alberto Delgado (24), Rubén Pereyra (20), Walter Campos (15), Ricardo Villalba (16), Graciela Machado (35), Claudio ´Pocho ´Lepratti (36) y Marcelo Passini (35). Incluso puede decirse que la última víctima de la represión criminal de aquellos días, muere el 23 de Diciembre: el pibe Ricardo Villalba.
A 10 años y sin justicia para los caídos (una condena en el caso de Pocho Lepratti, acompañada de una decena de sobreseimientos, archivos y demás trampas de los jueces cómplices, más el asesino condenado ya en libertad -por ejemplo- no es justicia). Hemos registrado varias notas de diarios locales de Rosario de aquellos días que dan la primaria vista de lo que decimos en el título. Por lo demás, NI OLVIDO NI PERDÓN.

14 de diciembre de 2001

LA CAPITAL

14 dic

 

15 de Diciembre 2001

Las siguientes notas señalan que el “19 y 20” en Rosario comenzaron el 14 de diciembre.

LA CAPITAL

15 dic

 

14 dic

 

PAGINA/12

15 DIC

 

16 de diciembre de 2001

16 dic

 

17 de diciembre de 2001

17 DIC

 

18 de diciembre de 2001

LA CAPITAL

18 DIC

18 dic

 

18 dic

 

19 de diciembre de 2001

19 dic

 

20 de diciembre de 2001

20 DIC

21 de diciembre de 2001

21 DIC

 

Estos son  algunos de fragmentos de las  notas del día 22 de diciembre de 2001 del diario La Capital.

Las imágenes fueron ganando en crudeza a medida que avanzaba el día y hacia la noche el panorama social era francamente desolador. Al cierre de esta edición, las cifras daban cuenta por sí solas de la magnitud que alcanzó el estallido: 4 muertos, casi 200 heridos, varios de ellos de gravedad, y unos 117 detenidos fueron el saldo provisional de una jornada que difícilmente podrá borrarse de la memoria rosarina.



El otro muerto identificado es Claudio Leprati, un no docente de 38 años de la Escuela 756 del barrio Las Flores, que recibió un impacto de bala en la terraza del establecimiento. Según el director, Carlos De la Torre, "el balazo provino de la propia policía, que intentaba evitar un corte en Circunvalación y Presidente Roca", a metros de la escuela.



En La Gallega
Escenas similares se sucedieron en el local que la cadena La Gallega tiene en San Martín, a la salida de Villa Gobernador Gálvez. Unas 1.500 personas rebasaron a dos móviles policiales e ingresaron a las instalaciones. Algunos testigos de la confrontación señalaron que hubo varios jóvenes que efectuaron disparos de revólver, por lo que la policía inició una seria represión empleando distintas armas.
La gente que trataba de salir con los changuitos cargados se agolpó en el ingreso y se produjo un verdadero pandemónium. En esas instancias, una mujer cayó alcanzada por un disparo, aunque anoche no se había determinado qué tipo de proyectil la había herido. En muy grave estado fue trasladada al Hospital de Emergencias, donde permanece internada.
(Luego supimos  que  se trataba de Graciela Acosta asesinada por un policía)



Poco pudo hacer la policía, superada por los incesantes focos de conflicto. Los disparos contra la muchedumbre reagrupada en Villa Banana se apoderaron de la tarde y una mujer fue baleada y falleció horas después en el Hospital Centenario.
(Luego supimos que se  trataba de Yanina García, y esto fue también parte de lo poco que pudo hacer la policía, como  dice la nota)




Mataron a un adolescente que esperaba turno para un bolsón
Por la extensa cola, según los organizadores de la entrega, ya habían pasado hacia las 11 entre 1.300 y 1.500 familias, que comenzaban a impacientarse. En ese momento se produjo la muerte de Walter Campos, un chico de 16 años que tenía otros nueve hermanos. Todos, junto a su madre, viven del cirujeo. Las versiones del incidente que terminó con la vida del muchacho tienen discrepancias.
….
Aunque el caso se encuentra bajo secreto de sumario a cargo del juez de instrucción Osvaldo Barbero, el inspector de Zona II de la policía, Luis Selak, anticipó su propia versión. "Hubo un enfrentamiento armado, pero la tarea investigativa está en pleno", se limitó a indicar.
Varias horas después, una fuente de la investigación admitió ante este diario, en estricto off, que Campos fue abatido por un tirador especial. Según el vocero, el autor del disparo estaba apostado estratégicamente en la zona, custodiando la entrega de alimentos cuando vio a Campos disparando junto a otro muchacho que podría ser su hermano contra los policías que lo perseguían.
(El tirador especial apostado estratégicamente en la  zona no era otra cosa que un criminal de las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) oculto y con un arma provista de mira, es decir, un francotirador para el asesinato de alguien para escarmiento, que, por  supuesto  fue sobreseído porque explicó que le pareció ver en la huída del pibe un arma en su mano.)




De las víctimas fatales, La Capital sólo logró confirmar el nombre de dos. Una de ellas es Juan Delgado, un muchacho de 24 años sobre cuya muerte hay discrepancias. El joven participaba junto a otros vecinos de un reclamo de alimentos en dos comercios de Necochea entre Pasco y Cochabamba cuando llegó una dotación del Comando Radioeléctrico
…..
Mientras la policía afirma que no tiró con plomo, testigos del hecho cuentan que Delgado cayó al llegar a Pasco después de recibir balazos de goma y allí fue "literalmente fusilado" por un agente con un tiro de Itaka a una distancia de 3 metros.




El otro muerto identificado es Claudio Leprati, un no docente de 38 años de la Escuela 756 del barrio Las Flores, que recibió un impacto de bala en la terraza del establecimiento. Según el director, Carlos De la Torre, "el balazo provino de la propia policía, que intentaba evitar un corte en Circunvalación y Presidente Roca", a metros de la escuela.

A 10 años SIN JUSTICIA

NI OLVIDO NI PERDÓN

PLENARIO OBRERO Y POPULAR

Por una nueva Organización de los Trabajadores Clasista, Internacionalista, Antiburocrática,
Independiente de los patrones, el Estado y los partidos de la Burguesía.

obreroypopular.org obreroypopular@gmail.com