Por una nueva Organización de los Trabajadores Clasista, Internacionalista, Antiburocrática, Independiente de los patrones, el Estado y los partidos de la Burguesía.

POR LA REAPERTURA DE LA DISCUSIÓN SALARIAL YA.

Nadie puede desconocer hoy en día la vertiginosa subida de precios de las canastas del consumo popular, que acarrea la devaluación de la moneda de salario, o sea, el peso en que nos pagan.


Muy a nuestro pesar -y a nuestra costa- el deterioro es posible de actualizarse día por día porque así es el ritmo impuesto.


Conforme los datos más realistas (entre los que NO se cuentan el INDEC y el IPEC) la devaluación de nuestro salario hasta el viernes pasado es del 35% desde el 1° enero, a lo que debemos agregar lo de estos días. Por ejemplo, hoy el precio del dólar ya no es de 25,58%, sino que ascendió a 25,67 y todo indica que habrá de seguir el rumbo alcista y no hay conjuro ni Banco Central que lo pare.





No es una nueva propuesta, es la misma: ajuste!

En el día internacional de los trabajadores, Bordet aseguró que "los trabajadores no serán una variable de ajuste" (Diario UNO de Entre Ríos), y mientras tanto, descaradamente profundiza dicho proceso anunciando una vez más la misma propuesta salarial que corresponde al 17%, no acumulativo y en dos tramos. Pero no conforme con eso, intenta avanzar con los montos en negro sobre el salario, distorsionando y achatando aún más los magros salarios docentes. Este monto fijo es el enganche para agarrar, un verdadero salvavidas de plomo, que no estamos dispuestos a aceptar.





Eugène Pottier y La Internacional

Con nuestra vehemente invitación al Acto del 1° de Mayo Obrero y Socialista, acompañamos la letra de nuestro himno proletario y unas consideraciones desde el corazón mismo de la Revolución Socialista: las palabras de Lenin sobre su autor y su obra y vida.

Por supuesto que esperamos compartir con la mayor cantidad posible de compañeros, en días como los que corren, la entonación de las estrofas en el cierre mismo de la cita en lugar tan histórico como la Plaza López.

 

EUGÈNE POTTIER
(En el 25 aniversario de su muerte)

por: Vladímir Ilich Uliánov, escrito en Enero de 1913.

En noviembre del año pasado, 1912, se cumplió el vigesimoquinto aniversario de la muerte del poeta obrero francés Eugéne Pottier, autor de la célebre canción proletaria La Internacional ("Arriba, los pobres del mundo", etc.).

Esta canción ha sido traducida a todos los idiomas de Europa, y no sólo de Europa. Cualquiera sea el país en que se encuentre un obrero con conciencia de clase, cualquiera sea la suerte que el destino le depare, por mucho que pueda sentirse un extraño, sin idioma, sin amigos, lejos de su país natal, puede encontrar camaradas y amigos con el familiar estribillo de La Internacional.

Los obreros de todos los países adoptaron la canción del luchador de vanguardia, del poeta proletario, e hicieron de ella la canción mundial del proletariado.





Documento sobre salario docente AMSAFE - AGMER

Hay de las cosas que se están olvidando con demasiada facilidad y a propósito. Son conceptos de importancia para la lucha -diríase imprescindibles- y como consecuencia de su olvido, se desfigura tanto la lucha misma que termina por abandonarse a la voluntad del posibilismo inculcado por la burguesía. Ese posibilismo recorre la línea del menor esfuerzo, que en última instancia, es la línea trazada entre la penosa situación de los explotados hasta su rendición al imperativo de los poderosos: nada se puede cambiar, ni siquiera lo injusto de que grandes masas de humanos vivan sometidos en beneficio de una extrema minoría, cuya riqueza material proviene de la pobreza de aquellos oprimidos.

Olvidar pues lo básico que sintetizan los conceptos acuñados en siglos de lucha obrera, es una perversión que se muestra en los actuales nombres que se dan a los fenómenos y las cosas. Nosotros no hacemos nominalismo, cuestión de nombres, sino que sabemos que cuando al pan no se lo llama pan y al vino no se lo llama vino, se está negando la realidad, preferimos ir por el viejo y seguro al pan, pan, y al vino, vino. Toda otra cosa es perversión de la realidad.





Distribuir contenido