Trabajadores

A LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO DE VILLA CONSTITUCION

Compañeros, difundimos el siguiente volante de los trabajadores del Frigorífico "EL TIMON" de Villa Constitución que se encuentran enfrentando una difícil situación en estos momentos y necesitan del apoyo de todos. Después de la salida de este volante al día de hoy hay 7 despedidos entre los cuales están el Delegado y el Subdelegado de los trabajadores.
Agradecemos la difusión






BOSCH DESPIDE A SUS 240 EMPLEADOS

Desde el plenario obrero y popular venimos advirtiendo sobre la necesidad de reactivar el clasismo como la única alternativa para hacerles pagar la crisis que generaron los capitalistas. Entendiendo por clasismo a la organización independiente de los trabajadores con respecto a los gobiernos burgueses, las burocracias sindicales y los patrones. Esta independencia es la que nos va a permitir romper la paz social que hasta ahora esta reinando en la argentina y que les permite a una empresa como Bosch despedir a todo su personal. Seguir Leyendo »





El Desempleo

Cuando el índice de desocupación bajó de a "un dígito" (es decir, por debajo del 10 %) una enorme campaña publicitaria del Gobierno K dio por sentado que habíamos conquistado la "estabilidad laboral" y no había razón alguna para preocupaciones y reclamos. Los festejos del "logro" duraron prácticamente un año. Un año aguantando a los lenguaraces del sistema que hablaban maravillas de los "resultados del plan económico". Hasta los llamados "medios opositores" concurrieron a la fiesta porque les convenía decir -como entonces- que "estábamos en el infierno" pero ahora si que estábamos bien.

Vino la crisis y el Gobierno K femenino gritaba a los cuatro vientos que las "medidas anticrisis" iban a hacer que en Argentina ni se sintiera. La burocracia sindical llegó incluso a negar que existiera la crisis, esa fue la primera declaración de Moyano que tardó dos meses en reconocer lo que todo el mundo sabía.

Y la desocupación creció enormemente, mientras el Gobierno ha dispuesto que a un puñado de imperialistas les pagará de un saque, con las reservas de dinero de la Nación, una cifra prácticamente igual a la que resulta de sumar todas las asignaciones por hijo. Y aún así les reconoce que les debe más todavía. En Santa Fe hoy tenemos la cifra mayor de desocupados: el 13 %. Con porcentajes de más de 10 % -o sea superiores a dos dígitos- están el Conurbano Bonaerense, el Gran Córdoba y el Gran Rosario, entre otros centros como Tucumán y Mar del Plata. En una palabra: los principales centros poblados del país, donde se concentra la mayor parte de la industria y el comercio internacional y por lo tanto, la mayor cantidad de proletarios, han vuelto a una desocupación muy grande, de esa que los K aseguraban en su momento haber salido para siempre.

Habrá que ver ahora si en la política de los burgueses entra un funeral por esta cuestión, de las mismas dimensiones que la fiesta realizada cuando se dio por sepultada la desocupación de "dos dígitos". Seguramente no, porque eso sería firmar una parte de su confesión de que han estado vendiendo ilusiones y mentiras.

Lo cierto es que los trabajadores no estamos ni para fiestas ni para funerales y debemos darle la espalda a los políticos del capitalismo que nos quieren meter en una u otra variante de la parálisis, porque en verdad, tanto el festejo como el simple luto por las conquistas perdidas son una distracción de la lucha.

Debemos persistir en el alerta, organizando, previendo los pasos de los explotadores, reclamando el reparto de las horas disponibles de trabajo con sueldos a nivel del costo de la canasta familiar, luchando por imponer la política alternativa a la conveniencia de los explotadores, que una vez puede pasar por comprar más horas de nuestro esfuerzo a precios viles y otras directamente por considerarnos como simple sobrante, como reserva de hombres y mujeres que subsisten en la miseria a la espera de que se les cante usar ese "stock" de vidas según le convenga a sus negocios.

Santa Fe y el Gran Rosario entonces, están otra vez a la cabeza de la desocupación. Es hora de lucha y organización al margen de los políticos burgueses y las organizaciones sindicales que les responden como el mejor gerente de la miseria. Es hora de las Coordinadoras, de las Interfabriles, de la nueva organización de los trabajadores y el pueblo. Seguir Leyendo »





O la "paz social" de la burocracia y pagar la crisis con nuestra sangre; o lucha obrera y popular por nuestros derechos con organización clasista

La situación de la clase obrera argentina, y particularmente de aquella que se encuentra concentrada en el cordón que va desde Puerto San Martín a Campana, es bastante compleja y complicada. La crisis capitalista mundial ha dejado al desnudo la ausencia de una dirección capaz de transformar los conflictos en luchas que puedan conducir al crecimiento de la conciencia y la acción proletaria.

La confianza depositada en la burocracia sindical, en parte producto de la falta de experiencia de muchos trabajadores jóvenes y un relajamiento frente a la gravedad de la situación, demuestran que la tarea de reconstruir y recomponer el clasismo resulta hoy impostergable.
Haciendo un balance de un año a esta parte, vemos que las avanzadas patronales se caracterizan por la complicidad de la burocracia sindical para mantener aislados los conflictos de las distintas industrias para que no se logre una unidad efectiva de los trabajadores. En cambio sí existió y existe una unidad  superestructural entre burócratas para cerrar los peores acuerdos.

No alcanzan las carpas, las movilizaciones, no alcanza con los cortes parciales o totales de ruta, si no se lleva adelante un plan de lucha que contemple resoluciones definitivas y favorables a los trabajadores, que no deposite expectativas en los despachos del Ministerio de Trabajo.
El daño a la conciencia obrera es tan grande  que solo así podemos explicar porque se ha naturalizado la conciliación de los intereses de clase.
Nos dicen el Gobierno y la patronales que "hay una lenta recuperación" que "estamos saliendo de la crisis", pero lo que no nos dicen es que esto es producto de que esa crisis la estamos pagando los trabajadores.

En empresas como Malhe y Paraná Meta




TERRABUSI: SOLIDARIDAD Y REPUDIO

Desde el Plenario Obrero y Popular de la provincia de Santa Fe hacemos llegar nuestra solidaridad activa con los trabajadores en lucha de Terrabusi/kraft, sus familias, las organizaciones y todos los compañeros que hoy fueron reprimidos salvajemente por la policía de Scioli con el guiño del gobierno nacional que demuestra con sangre, presos y cipayismo cuál es la “salida” a la crisis que pretende para todos nosotros.

El desalojo brutal que realizaron hoy no deviene, como dice el milico al frente de la represión, de “una orden judicial”. Esta represión es el producto de las declaraciones de moyano, las entidades patronales como la UIA y un gobierno de mentira y engaño que en boca de Anibal Fernández decía que “no iba a haber represión”. Una vez más, Gobierno, Burócratas y Patrones hermanados para mantener sus privilegios a costa de nuestro cuero.

Cuando los trabajadores rajan a los burócratas traidores, cuando se mantienen firmes en sus reclamos y no se agachan en los ministerios, cuando con solidaridad y conciencia de clase se barre con los carneros, esa violencia organizada llamada Estado nos golpea con mano de fierro.

La lucha que los compañeros están dando y que ya es de toda la clase es un ejemplo que no debe aminorarse. Al gancho que los gringos del negro Obama nos dieron, tenemos que responderle con más golpes certeros como los que se vienen dando hasta ahora. En este sentido, la única salida que tenemos es profundizar la lucha, con movilizaciones en todo el país, con la solidaridad del resto de los trabajadores, estudiantes y todo el pueblo. Pero también con una efectiva organización de la autodefensa obrera que tiña con cenizas los uniformes azules, que sea capaz de evitar el atropello de la fuerza bruta con la inteligencia y la superioridad de la fuerza de nuestra clase. Se impone por lo tanto, la preparación, organización y desarrollo de todos los métodos que nos posicionen para vencer. Seguir Leyendo »





Distribuir contenido